logotype

POSICIONES, PREVENIDOS, 5 Y ACCIÓN: LA MAYO EN EL PROGRAMA PIZZICATO DE TVE QUE SE EMITIRA EL 27 DE ABRIL

El martes 19 de mayo, los chicos de la joven orquesta MAYO madrugaron de lo lindo. A las 7:20 h. de la mañana les esperaba un autobús en la Plaza de la República Argentina para llevarles a TVE. A pesar del madrugón, llegaron muy despiertos y dispuestos a vivir la experiencia de grabar un programa en el mítico Estudio 1 de Prado del Rey. A las 8:30 de la mañana, con Silvia Sanz al frente, ya estaban todos en el plató para probar sonido e iniciar la grabación del programa Pizzicato que se emitirá el próximo 27 de abril.

La grabación de un programa de televisión es siempre algo complejo y se prolongó casi hasta la una y media de la tarde, con una pausa de 20 minutos para un tentempié. Se interpretaron varias obras del programa Música en la Corte preparado durante el Encuentro Orquestal del pasado año y todo el decorado se adecuaba a esta temática. La presentadora y pianista Puerto González se sometió a un laborioso trabajo de maquillaje y apareció con la cara empolvada y un vestido blanco y azul repleto de lazos al más puro estilo de la época de María Antonieta, además de una enorme y elevada peluca blanca. La voz del realizador Miguel Porcel se escuchaba una y otra vez a través de megafonía para indicar la repetición de una toma, un cambio de posición y otros muchos detalles. Entonces era cuando la regidora advertía: “¡prevenidos!”,   y todo el mundo se enderezaba preparado para escuchar la siguiente orden: “cinco y acción”.  Tanto Silvia Sanz como los integrantes de la orquesta se adaptaron enseguida a la dinámica de la grabación y volvían a sus puestos cuando había que repetir una toma como si lo hubieran hecho toda la vida.

Música en la corte y ambientación del XVIII

Hace ya unos meses que Ana Correa, desde la dirección de Pizzicato, se puso en contacto con Silvia Sanz  para pedir la participación de la Madrid Youth Orchestra en el programa. Durante la entrevista mantenida con la directora se habló del proyecto pedagógico orquestal del Grupo Concertante Talía y de otras actividades. La primera obra que se interpretó durante la grabación, fue una marcha de recibimiento,  la Entrada de la Reina de Saba, del oratorio Solomon,  de Händel. Como también se habló de las danzas en la corte,  se interpretaron la Folía y la Españoleta de la suite Danzalía de Alejandro Vivas. Para Le bourgeois gentilhomme de Lully, Silvia Sanz dirigió al modo en que lo hacía el todopoderoso músico francés, con un gran bastón para marcar el compás (y que fue el causante de la muerte del compositor, pues se lo clavó en un pie y se le infectó la herida). El programa se despidió, como no, con el último movimiento de la Sinfonía de los Adioses (nº 45) de Haydn y, como manda la tradición, los miembros de la orquesta se fueron levantando hasta quedar solo los dos violines que ponen fin a la sinfonía, que también se levantaron mientras la directora continuaba moviendo sus brazos sin nadie a quien dirigir.

El programa, pensado para todos los públicos,  se emite todos los sábados a las 12:00 h. por La 2. Su objetivo es acercar la música clásica a los hogares de una forma amena y divertida y es también un escaparate para escuchar en directo a destacados músicos y formaciones de España y a nuevos y jóvenes talentos de la música. Comenzó a emitirse en 2009 como El club de Pizzicato y en 2011 pasó a denominarse simplemente Pizzicato. El programa grabado por la Madrid Youth Orchestra se emitirá el sábado 27 de abril.

 

La MAYO en Pizzicato

Ver vídeoPizzicato - Orquesta Mayo

Con la contagiosa alegria del Gloria de Vivaldi la joven orquesta MAYO y el Coro Talia inauguraron Las Noches del Turina ante numeroso publico

30 DE JUNIO · 20:30

Media hora antes del concierto, el público hacia cola en la calle Dalia, a la espera de conseguir los mejores sitios en el patio del Centro Músical Joaquín Turina. Unas 300 personas se animaron a asistir al primero de estos conciertos al aire libre en la segunda edición de Las Noches del Turina. Fue también un 30 de junio, pero hace un año, cuando se estrenó el ciclo y su inauguración también  corrió a cargo de la Madrid Youth Orchestra (MAYO), la orquesta joven del Grupo Concertante Talía, que interpretó música de Vivaldi y Beethoven. La música del compositor italiano volvió a sonar este domingo con la interpretación, junto al Coro Talía, de una de sus obras más conocidas, el Gloria. Silvia Sanz, titular de ambas formaciones, dirigió esta velada que en su primera parte estuvo dedicada a música española.

 

UN CONCIERTO PARA DISFRUTAR DE PRINCIPIO A FIN

El concierto se inició con la apasionada música de los grandes compositores españoles del siglo XIX y XX y continuó con la popular obra del músico veneciano: Gloria en re mayor (Rv 589), doce números muy contrastados entre sí que interpretaron las voces del Coro Talía. la obra comienza y termina con la alegría rítmica que requiere el texto. Los distintos solos (arias de soprano y alto y el dúo para dos sopranos) también fueron interpretados por integrantes del coro. Como propina se repitió uno de los números más animados de la obra: “Domine fili unigenite”.

Durante el siglo XVIII la música que se hacía en Venecia era punto de referencia para toda Europa y uno de sus principales representantes fue Antonio Vivaldi (17678-1741). A pesar de la popularidad que tienen hoy en día algunas de sus obras como Las cuatro estaciones, su figura vivió en el olvido durante muchos años y no resurgió hasta mediados del siglo XX.  Compuso más de 700 obras y gran parte de ellas, sobre todo sus óperas, se han perdido.

IL PRETE ROSSO

Vivaldi se ordenó sacerdote aunque nunca llegó a ejercer como tal, al parecer, por una afección de asma que, sin embargo, no le impidió componer, dirigir, ser empresario de ópera y viajar por Europa. Lo que está claro que es su vocación musical era mucho más fuerte que la religiosa. Su condición de cura y el color de su pelo –pelirrojo- dieron lugar a que se le conociera con el sobrenombre de Il prete rosso. Desempeñó un papel muy importante en el desarrollo del concierto para solista y creó conciertos para gran variedad de instrumentos - incluida la mandolina- combinándolos de múltiples maneras. La creación de estas obras estaba muy relacionada con su trabajo. Fue durante muchos años director musical del Ospedale della Pietà, un orfanato de niñas con orquesta y coro. Las jóvenes ofrecían conciertos semanales que atraían al mejor público de Venecia y a muchos visitantes extranjeros. Así pues, los instrumentos solistas de los conciertos de Vivaldi eran los que dominaban sus mejores alumnas. Lo mismo ocurría con sus obras vocales. En las transcripciones de algunas partituras todavía puede leerse el nombre de las jóvenes a las que iban destinados los dúos y arias. El  Gloria fue otra de tantas obras que el compositor veneciano creó para las niñas del Ospedale della Pietà.

MÁS NOCHES DEL TURINA

Al finalizar el concierto, el numeroso público abandonó el recinto llevándose consigo toda la alegría de la música de Vivaldi, tan refrescante en una noche de calor. Muchos preguntaron si habría más conciertos. Los habrá. Las veladas musicales del Centro Musical Joaquín Turina continuarán en los próximos días. El viernes 5 de julio a las 20.30 tendrá lugar una actuación bien diferente, un concierto de rock para niños y mayores que incluye canciones infantiles y de dibujos animados y fragmentos muy conocidos de obras de música clásica interpretadas con ritmo rockero. El sábado 6 de julio el grupo de percusión Marimbau ofrecerá también un programa que divertirá a todos con una increíble mezcla de ritmos de todas partes del mundo.

Silvia Sanz dirige a la Madrid Youth Orchestra en el Concierto de Reyes organizado por el Colegio de Aparejadores de Madrid

Los jóvenes músicos interpretaron a Falla, Albéniz y Granados ante más de 2.300 personas

La Madrid Youth Orchestra (MAYO), dirigida por Silvia Sanz Torre, regresó este jueves 9 de enero a la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional para ofrecer por tercer año consecutivo el Concierto de Reyes organizado por el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos técnicos de Madrid. Después de los tradicionales valses y polkas de las Navidades pasadas, este año se eligió un programa dedicado a grandes compositores españoles (Arriaga, Albéniz, Granados y Falla, entre otros), con lo que el público pudo disfrutar de lo mejor de nuestra música. Los asistentes entregaron un donativo simbólico por cada entrada que Cáritas destinará a los damnificados por el tifón Haiyan (Yolanda) en Filipinas.

Claveles, mantones y mucha pasión

Como la pasión y la energía de la música española son siempre contagiosas, las 2.300 personas que llenaron la Sala Sinfónica aplaudieron con muchas ganas desde el comienzo. Había además muchos niños en el patio de butacas que siguieron el concierto con bastante atención. El rojo de los claveles y los vivos colores de los mantones de manila con los que salieron a escena las mujeres de la orquesta dieron el toque de color necesario para un programa ameno y variado, un recorrido por las obras con las que Albéniz, Granados y Falla traspasaron fronteras y que hoy en día se mantienen en el repertorio de las orquestas de todo el mundo.

La música que inspiró Goya

El concierto se inició con la obra más clásica del programa: la obertura de la ópera Los esclavos felices de Juan Crisóstomo Arriaga,  conocido también como el Mozart español.  Esta obertura es una de las piezas que más se interpretan de este autor nacido en Bilbao, que empezó a componer a los 11 años y murió en 1826 con solo 19 años. A continuación la Madrid Youth Orchestra abordó el Intermedio de la ópera Goyescas (1915) de Enrique Granados. La obra, inspirada en cartones para tapices de Goya, se estrenó en 1916 en el Metropolitan de Nueva York y era la primera vez que allí se representaba ópera en español.

Estreno en Madrid

A continuación la MAYO ofreció una obra de un autor español actual, Alejandro Vivas, titulada Fandango del alba. Era la primera vez que se tocaba en España, aunque su verdadero estreno tuvo lugar el pasado mes de octubre en el National Theatre de Addis Abeba (Etiopía) dentro de un concierto organizado por la Embajada de España en el que Silvia Sanz dirigió la Yared Music School Student’s Orchestra, a quien está dedicada la pieza. Se trata de una obra muy rítmica que evoca las danzas barrocas y cortesanas que sonaban en la España del siglo XVIII y que fue calurosamente recibida por el público.  

El genio de Falla

En un programa dedicado a la música española, no podía faltar la del genial Manuel de Falla con algunas de sus más destacadas creaciones como la Danza ritual del fuego de El amor brujo, la Danza española de su ópera La vida breve, así como las seguidillas (Danza de los vecinos) y la farruca (Danza del Molinero) de El sombrero de tres picos. El público también pudo disfrutar de música francesa inspirada en temática española con la inclusión en el programa de algunos números de la suite extraída de la ópera Carmen de Bizet.

De la Granada de Albéniz a La boda de Luis Alonso

Otro indispensable en un concierto como este era Isaac Albéniz del que la Madrid Youth Orchestra interpretó los cuadros Granada y Sevilla, pertenecientes a la Suite Española. Como broche final del concierto, dos famosos intermedios de zarzuela. El primero de ellos, el de La leyenda del beso (Soutullo y Vert), cuyo solo de violín interpretado por Manuel Arias fue muy aplaudido; y el segundo, el de La boda de Luis Alonso (Gerónimo Giménez) con la brillante intervención de la bailarina Arantxa Gómez, que ha colaborado en ya en varias ocasiones  con el Grupo Concertante Talía y que, como siempre, cautivó al público.

Para agradecer los aplausos, se ofreció como propina el Capricho español del músico ruso N. Rimski-Korsakov y, como los asistentes querían más, la MAYO repitió Carmen de Bizet. Seguro que gran parte del público llegó a casa tarareando muchos de los temas que escucharon en el concierto y disfrutando todavía. No hay mejor regalo que un concierto de Reyes.

Madrid Youth Orchestra

La Madrid Youth Orchestra es la orquesta joven del Grupo Concertante Talía (GCT) y, junto a la Orquesta Infantil Jonsui, forma parte de su proyecto pedagógico orquestal. La Madrid Youth Orchestra (MAYO) nace en septiembre de 2010, con Silvia Sanz como directora titular, con el fin de dar a los jóvenes músicos y estudiantes de instrumento la oportunidad de tocar en una orquesta. Su primera aparición pública tuvo lugar en junio de 2011 en el espectáculo Cine en concierto para niñosa beneficio de la Fundación Padre Arrupe. Además de su participación en los conciertos organizados por el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid, en junio de 2012 inauguró el ciclo Las Noches del Turina en el Centro Musical Joaquín Turina y en 2013 participó en el programa Pizzicato de TVE. En septiembre de 2012 la joven orquesta intervino en el ciclo Batutta la familia, organizado por el Grupo Concertante Talía (GCT) en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, con el concierto titulado ‘La música va al cine’, dedicado a bandas sonoras, que se ofreció en el auditorio del Parque Calero ante 500 personas.

2017  MAYO - Madrid Youth Orchestra